fbpx

Aristóteles

Aristóteles (384 a.C.-322 a.C.) fue un filósofo griego ampliamente reconocido por sus valiosas aportaciones a la lógica, la metafísica, la ética, la retórica y otras diversas áreas del saber.

Biografía

Aristóteles

Aristóteles nació en el año 384 a.C. en Estagira, una antigua ciudad de Macedonia. Su padre, Nicómaco, era médico al servicio del rey Amintas de Macedonia.

A los 18 años, Aristóteles se trasladó a Atenas para estudiar en la Academia de Platón, donde desarrolló y consolidó su pensamiento filosófico. Permaneció en la Academia durante aproximadamente 20 años.

Tras la muerte de Platón, Aristóteles esperaba hacerse cargo de la dirección de la Academia, pero fue Espeusipo, sobrino de Platón, quien asumió la dirección de la Escuela. Ante esta situación, el filósofo de Estagira abandonó Atenas y se instaló en Aso, donde fundó su propia escuela. Posteriormente se trasladó a Mitilene, donde tuvo la oportunidad de dedicarse a sus investigaciones en ciencias naturales.

En el año 343 a.C., a petición de Filipo de Macedonia, Aristóteles asumió el papel de tutor de Alejandro Magno, que entonces tenía 13 años. El filósofo permaneció en la corte macedonia hasta que Alejandro subió al trono hacia el 336 a.C.

Aristóteles enseñando a Alejandro
Aristóteles enseñando a Alejandro, por Jean Leon Gerome Ferris, 1895.

En el año 335 a.C., Aristóteles regresó a Atenas y fundó su escuela, conocida como el Liceo, llamado así porque se encontraba cerca del templo dedicado a Apolo Licio. Debido a la costumbre de Aristóteles de impartir sus lecciones mientras caminaba, la escuela se llamó también Peripatos (del griego «peripatós», que significa «caminar»), y sus seguidores pasaron a llamarse peripatéticos. Fue durante este periodo cuando Aristóteles desarrolló sus grandes obras sistemáticas.

En el año 323 a.C., tras la muerte de Alejandro Magno, se instauró en Atenas un clima de hostilidad contra los macedonios, y Aristóteles fue perseguido por haber sido tutor de Alejandro. Tuvo que huir a Calcis, dejando a Teofrasto al frente de la Escuela Peripatética. Unos meses más tarde, en el 322 a.C., Aristóteles murió.

Obras

Aristóteles dejó un legado de varias obras, de las que podemos destacar:

  • Lógica: Categorías, De la interpretación, Primeros analíticos, Segundos analíticos, Tópicos y Refutaciones sofísticas. Estas obras lógicas forman el conjunto conocido como el Órganon aristotélico.
  • Filosofía natural: Física, Sobre el cielo, Generación y corrupción, Meteorología, Del alma, De los sentidos y de lo sentido, De la memoria y la reminiscencia, Del ensueño, Del sueño y la vigilia, Historia de los animales, entre otros.
  • Filosofía práctica: Ética Nicomaquea, Gran Moral, Ética Eudemia y Política.

Además, Metafísica, Poética y Retórica.

Las obras de Aristóteles también se han clasificado en dos grupos:

  • Obras exotéricas, escritas en forma de diálogos y destinadas al gran público, es decir, a quienes no formaban parte de la Escuela;
  • Obras esotéricas, escritas exclusivamente para sus discípulos, miembros de la Escuela Peripatética.

Metafísica

La Metafísica, llamada por Aristóteles Filosofía Primera, es la ciencia que estudia el ser en cuanto ser. En esta ciencia se busca determinar las causas y los principios generales del ser.

Las 10 categorías

Para Aristóteles, el ser puede decirse de diversas maneras. Los géneros supremos del ser pueden dividirse en 10 categorías:

  • sustancia;
  • calidad;
  • cantidad;
  • relación;
  • acción;
  • pasión;
  • lugar;
  • tiempo;
  • posesión;
  • situación;

La sustancia

El concepto de sustancia (οὐσία) desempeña un papel fundamental en la metafísica aristotélica, ya que todas las demás categorías (cualidad, cantidad, etc.) están relacionadas con él.

El término sustancia (del latín «sub stare») se refiere a lo que está debajo, lo que proporciona soporte a algo. En este sentido, la sustancia es el elemento que permanece estable durante los cambios que experimenta un ser. En otro sentido, sustancia se refiere a la combinación de materia y forma, denominada por Aristóteles sýnolon.

Los accidentes, como el color, el tamaño y el peso, por ejemplo, no tienen realidad propia, dependen de la sustancia para existir.

Las 4 causas

Según Aristóteles, los seres tienen 4 causas:

  • Causa material: es aquello de lo que está hecha una cosa. Por ejemplo, una estatua está hecha de mármol.
  • Causa formal: es el principio que da forma a una cosa, es decir, su esencia particular.
  • Causa eficiente: es la que genera, produce y transforma. Por ejemplo, el escultor es la causa eficiente de la estatua de mármol.
  • Causa final: es aquello para lo que está hecha una cosa, su finalidad.

Acto y potencia

Los conceptos de acto y potencia, presentes en la filosofía de Aristóteles, son dos ideas que, aunque no pueden definirse, pueden demostrarse fácilmente. Por ejemplo, un niño es un niño en acto, pero posee la potencia para convertirse en adulto.

Materia y forma

Los seres sensibles están compuestos de materia y forma.

La materia es un principio indeterminado, vinculado a la noción de potencia. La forma, por su parte, es el principio que confiere determinación a la materia, vinculado a la noción de acto.

Motor inmóvil

El motor inmóvil es un ser suprasensible, acto puro, causa divina y eterna que condiciona toda la serie de movimientos del universo.

Física

En la filosofía aristotélica, la Física (o Filosofía Segunda) abarca el estudio de la sustancia sensible en movimiento. En este sentido, difiere de la física tal y como la entendemos hoy en día. A través de esta ciencia, Aristóteles investigó conceptos como el movimiento, el lugar, el tiempo y el infinito.

Movimiento

La filosofía griega antigua se ocupó del problema clásico del movimiento.

Heráclito de Éfeso sostenía la idea de que todo está en constante movimiento, lo que hace imposible, por ejemplo, bañarse dos veces en el mismo río, porque tanto el río como la persona no serían los mismos. Esta teoría heraclitiana, conocida como movilismo, implica la negación del principio de no contradicción.

Parménides defiende lo contrario, es decir, la inmovilidad: el ser es eterno, uno e inamovible. Según él, el cambio no existe, ya que implica el paso del ser al no ser. Para Parménides, el movimiento es una ilusión.

Para resolver este problema y evitar las conclusiones inconvenientes de estas dos teorías, Aristóteles explica el movimiento como el paso de la potencia al acto, es decir, de una forma de ser a otra forma de ser. De este modo, reconoce la realidad del movimiento y preserva el principio de identidad.

Aristóteles clasifica los movimientos en cuatro tipos:

  • Movimiento en relación con la sustancia: generación y corrupción.
  • Movimiento en relación con la cualidad: alteración.
  • Movimiento respecto a la cantidad: aumento o disminución.
  • Movimiento con respecto al lugar: traslación.

Lugar

Aristóteles establece una relación entre los conceptos de lugar y tiempo con el de movimiento.

Según el filósofo, el lugar es aquello que contiene un objeto determinado y que no es otra cosa que el objeto que contiene.

El lugar no debe confundirse con el recipiente, porque el lugar es inamovible. Mientras que un recipiente puede considerarse un lugar que puede transportarse, el lugar en sí es infranqueable.

Tiempo

El tiempo, a su vez, es la medida del movimiento en relación con el antes y el después.

La percepción de un antes y un después que constituye el tiempo, por lo que depende del intelecto (o alma) para ser comprendido. Sin la presencia de un ser dotado de alma, no hay tiempo.

Mundo sublunar y supralunar

Aristóteles dividió la realidad sensible en dos esferas: el mundo sublunar y el supralunar (celeste).

El mundo sublunar es la esfera donde se producen todas las formas de cambio (generación y corrupción, traslación, etc.). En el mundo supralunar no se producen cambios como aumento y disminución, ni generación y corrupción, sino sólo el movimiento local o circular de los astros.

Esto se debe al tipo de materia de que están compuestos estos dos mundos. El mundo supralunar está compuesto por el «éter» (quintaesencia), una sustancia increada e incorruptible que sólo tiene la capacidad de moverse de un lugar a otro (movimiento local).

Matemáticas

Según Aristóteles, los objetos matemáticos son entes de razón y, por tanto, sólo existen en nuestra mente y no de forma concreta en la realidad.

Los objetos matemáticos existen en potencia en las cosas sensibles y son extraídos por el intelecto mediante el proceso de abstracción.

Psicología

La psicología aristotélica se dedica al estudio de los seres vivos, la naturaleza y la función del alma.

Alma

El alma es la forma de un cuerpo que tiene vida en potencia. En otras palabras, el alma (forma) es el principio que da vida al cuerpo (materia).

El alma se divide en 3 formas, según su función:

  • El alma vegetativa es responsable de la reproducción, el crecimiento y la nutrición de un ser vivo. El alma vegetativa es elemental y está presente en todos los seres vivos, regulando sus actividades biológicas. Los seres vegetales sólo están dotados de esta alma.
  • El alma sensitiva es responsable de la sensación, la percepción y el movimiento. El alma sensitiva está presente en los animales irracionales (caballo, perro, etc.) y racionales (seres humanos).
  • El alma racional es responsable de la intelección y el razonamiento. Sólo los seres humanos están dotados de un alma racional, sensible y vegetal.

Conocimiento sensible e inteligible

El conocimiento se produce a través del alma sensible e intelectual.

La sensación, que es un conocimiento derivado del alma sensible, se produce cuando los órganos de los sentidos sufren una alteración causada por un objeto sensible que tiene la potencia de ser percibido. Los sentidos asimilan entonces la forma del objeto sensible.

El conocimiento inteligible se produce por la asimilación de una forma inteligible. Cuando conocemos las cosas sensibles por medio de la sensación, se forman en nuestra alma imágenes de estas cosas. La forma inteligible está contenida en potencia en las sensaciones e imágenes producidas. Aristóteles afirma, pues, que es necesario que exista un intelecto activo, también llamado intelecto agente, que extraiga la forma inteligible de las imágenes y sensaciones y la «imprima» en el intelecto pasivo, también llamado intelecto potencial.

El intelecto pasivo tiene la potencia de recibir las formas inteligibles que se encuentran en potencia en las cosas, y el intelecto activo actúa poniendo en acto las formas inteligibles presentes en potencia en las cosas.

Ética

Según Aristóteles, todos los seres humanos actúan en pos de un fin último, que es la Felicidad (eudaimonia). Muchos tienen la creencia errónea de que la felicidad reside en el placer, el honor o la riqueza. En realidad, la Felicidad consiste en la mejora de la esencia humana, que es la racionalidad.

Es a través de la racionalidad que el ser humano se diferencia de todos los demás animales. Por lo tanto, su felicidad (bien supremo) reside en vivir de acuerdo con la razón.

Virtudes

Los deseos, pasiones e impulsos que forman parte del alma sensitiva deben someterse al imperio de la razón.

La virtud ética reside en el control que ejerce el alma racional sobre los deseos del alma sensitiva.

La virtud es un hábito que se adquiere mediante el esfuerzo y la repetición.

El término medio

Los sentimientos y deseos humanos tienden al exceso o a la carencia.

El valor, por ejemplo, está en el término medio entre la cobardía, que es una carencia, y la temeridad, que es un exceso. La razón humana debe intervenir para alcanzar el equilibrio, la justa medida.

Virtudes dianoéticas

Las virtudes del alma racional se conocen como «virtudes dianoéticas». Pueden dividirse en phronesis (sabiduría de las cosas mutables) y sophia (sabiduría de las cosas inmutables).

Política

Según Aristóteles, el ser humano es por naturaleza un animal político y necesita vivir en sociedad para su supervivencia. La polis griega es una forma de organización social natural y adecuada a la naturaleza humana.

Sin embargo, según Aristóteles, los seres humanos no son todos iguales y, por tanto, no todos deben ser considerados ciudadanos de la polis. Dividió la sociedad en tres grupos sociales:

  • Ciudadanos: los únicos que poseían derechos políticos eran los hombres nacidos de padre y madre atenienses;
  • Metecos: extranjeros que vivían en Atenas, pero que no tenían derechos políticos;
  • Esclavos: nacidos para ser dominados, sin derechos políticos;

Formas de gobierno

Aristóteles clasificó tres formas justas de gobierno que buscan el bien común:

  • Monarquía: gobierno de uno solo;
  • Aristocracia: gobierno de unos pocos, considerados los mejores;
  • Democracia: gobierno de muchos;

Cuando el gobernante actúa sólo con intereses personales y no por el bien común, tenemos las formas degeneradas de gobierno:

  • Tiranía: degeneración de la monarquía
  • Oligarquía: degeneración de la aristocracia
  • Demagogia: degeneración de la democracia

NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + seis =