fbpx

El argumento ontológico de San Anselmo

San Anselmo (ca. 1033-1109) sostenía que la percepción y la razón pueden y deben complementar la fe cristiana. Aunque Anselmo era básicamente un agustino, su aceptación de la razón como medio para entender a Dios representó un importante alejamiento de la tradición cristiana, que hacía hincapié en la fe.

El argumento ontológico

San Anselmo ejemplificó cómo se puede utilizar la razón dentro de la fe cristiana con su famoso argumento ontológico sobre la existencia de Dios. Este es un argumento complejo, pero esencialmente dice que si podemos pensar en algo, algo debe estar causando el pensamiento. Es decir, cuando pensamos en cosas, debe haber cosas reales que se correspondan con esos pensamientos (reificación).

San Anselmo nos instó a seguir pensando en un ser hasta que no pudiéramos pensar en un ser mejor o más grande «del que no se pueda concebir nada más grande».

Este ser perfecto en el que pensamos es Dios, y porque podemos pensar en él, entonces existe. En consecuencia, la existencia del diablo puede «probarse» aplicando la misma lógica a la inversa. San Anselmo fue uno de los primeros teólogos cristianos que intentó utilizar la lógica para apoyar las creencias religiosas.

San Anselmo, como todos los teólogos cristianos de la época, trataba de apoyar lo que ya creía que era cierto. En otras palabras, la fe precedió a los esfuerzos por comprender.

Dirigiéndose a Dios, San Anselmo dijo:

Anhelo comprender en algún grado tu verdad, que mi corazón cree y ama. Porque no busco entender para creer, sino que creo para entender.

El argumento ontológico en la modernidad

El argumento ontológico de San Anselmo para demostrar la existencia de Dios fue muy influyente y posteriormente fue aceptado por notables filósofos como Descartes y Leibniz. Por otra parte, el argumento fue objeto de críticas durante siglos y todavía lo es. Otros, sin embargo, creen que el argumento de Anselmo ha sido malinterpretado y tiene una validez considerable.

NEWSLETTER

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 5 =

    • ¡Hola, Felipe! El argumento ontológico de San Anselmo es un argumento filosófico para demostrar la existencia de Dios. Anselmo argumenta que, puesto que podemos concebir la existencia de un ser perfecto e infinito en nuestras mentes, ese ser existe necesariamente en la realidad, ya que si no existiera no podría ser perfecto. Lo que Anselmo quiere decir es que la idea de «perfecto» implica necesariamente la existencia.

      Este argumento es criticado por los filósofos que sostienen que la existencia no puede deducirse de la idea o el concepto de algo.