Séneca

Séneca (4 a.C. – 65 d.C.) fue un jurista, escritor y filósofo perteneciente al estoicismo, corriente filosófica surgida en la época helenística. Disfrutó de una larga carrera tanto en el ámbito político como en el literario.

Biografía

Lucio Anneo Séneca nació en Corduba, España, hacia el año 4 a.C., pero se trasladó a Roma muy joven. En Roma recibió una rica educación en oratoria y escritura literaria, convirtiéndose en un político de renombre.

En el año 41 d.C., el emperador Claudio exilió a Séneca a Córcega por haber cometido adulterio con Julia Livila, sobrina del emperador. Más tarde, en el 49 d.C., fue liberado del exilio para convertirse en tutor retórico del joven Nerón.

Tras la llegada de Nerón al poder, Séneca desempeñó un papel muy influyente, dando consejos políticos al joven emperador y escribiendo sus importantes discursos.

Hacia el final de su vida, Séneca se distanció de la política y se concentró en el estudio de la filosofía y la escritura. En el año 65 d.C., Séneca fue condenado a suicidarse por orden de Nerón, debido a su participación en la conspiración de Pisón, cuya intención era deponer a Nerón del trono.

Obras

Séneca escribió varias obras que pueden dividirse en tragedias, diálogos y cartas.

  • Tragedias: Hércules Furioso; Las troyanas; Las fenicias; Medea; Fedra; Edipo; Agamenón; Tiestes; Hércules en el Eta.
  • Diálogos: Consolación a Marcia; Consolación a mi madre Helvia; Consolación a Polibio; De la brevedad de la vida; De la firmeza del sabio; De la clemencia; De la felicidad; Del ocio; De los beneficios; De la serenidad del alma; De la providencia.
  • Cartas: Cartas a Lucilio (124 cartas divididas en veinte libros).
  • Otros: Apocolocintosis; Cuestiones naturales.

Las principales obras de Séneca abordan diversos temas de ética, como la teoría del valor y del bien humano, el carácter y el desarrollo moral, la psicología moral, el tratamiento de las emociones, la amistad, el compromiso político y la moral práctica. En ocasiones, también aborda cuestiones sobre lógica, metafísica y física, disciplinas que trata como subordinadas a la ética.

En Cuestiones naturales, Séneca aborda una serie de fenómenos comúnmente catalogados en la Antigüedad como meteorología, que abarca fenómenos climáticos, cometas, terremotos y otros fenómenos cuyas causas no eran directamente observables.

La filosofía de Séneca

Aunque es uno de los exponentes del estoicismo romano, las ideas de Séneca revelan rastros de la filosofía platónica, en particular la doctrina dualista que propone que el cuerpo es como una prisión para el alma, mientras que el alma, por su parte, representa el elemento más elevado, que busca su liberación del cuerpo. Esta postura, sin embargo, se distancia de la concepción materialista estoica según la cual el alma es cuerpo, una sustancia pneumática.

En el ámbito teológico, Séneca se mueve entre el panteísmo tradicional del estoicismo y una concepción más personal y espiritual de Dios. «Dios está cerca de ti, está contigo, está dentro de ti», dice en sus Cartas a Lucilio, «en nosotros habita un espíritu sagrado, que observa y controla nuestras acciones buenas y malas; como nosotros le tratamos, así nos trata él.»

A diferencia del estoicismo clásico, que concebía a los sabios como moralmente irreprochables, Séneca subraya que los seres humanos, incluidos los sabios, cometen errores, pues de lo contrario no serían verdaderamente humanos.

Séneca se distingue también por su crítica a la esclavitud y a las desigualdades sociales, defendiendo la idea de que todos los seres humanos son iguales. El amor y la fraternidad deben guiar las relaciones humanas.

Referencias

GRAVER, Margaret. Seneca, Lucius Annaeus. In: BORCHERT, Donald (org.). Encyclopedia of Philosophy. USA:Thomson Gale, 2006.

REALE, Giovanni; ANTISERI, Dário. História da Filosofia: Filosofia Pagã e Antiga. Vol. 1. São Paulo: Paulus, 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 6 =