Cleantes de Aso

Cleantes de Aso fue un filósofo griego, discípulo de Zenón de Citio y uno de los principales representantes de la escuela estoica. También fue maestro de Crisipo de Solos.

Biografía

Cleantes, hijo de Fanias, nació en Aso hacia el año 330 a.C. Según Antístenes, habría sido boxeador.

Cleantes se marchó a Atenas con sólo cuatro dracmas y allí conoció al filósofo estoico Zenón de Citio y se convirtió en su discípulo.

Según Diógenes Laercio, debido a su humilde condición económica, Cleantes se dedicó intensamente al trabajo para sobrevivir. Grabó las lecciones de Zenón en conchas y omóplatos de buey, porque no tenía dinero para comprar papel.

Durante el día se dedicaba a la filosofía y a los debates argumentativos, y por la noche trabajaba sacando agua de los pozos para un jardinero. Esta actividad le valió el apodo de «Freantles», que en griego significa «el que saca agua del pozo».

Cuando le preguntaron por qué se dedicaba al trabajo de sacar agua, Cleantes respondió: «¿Es el simple acto de sacar agua todo lo que hago? ¿Acaso no riego el jardín y hago todo esto por amor a la filosofía?».

Busto atribuido a Cleantes de Aso
Busto atribuido a Cleantes de Aso, vía Wikimedia Commons.

En una ocasión, Cleantes compareció ante los jueces del Areópago para explicar el origen de su sustento. Cleantes presentó como testigos al jardinero para el que sacaba agua de los pozos y a un comerciante de harina para el que molía trigo. Sorprendidos, los jueces decidieron conceder a Cleantes una suma de diez minas, pero su maestro Zenón le pidió que no aceptara tal oferta.

Cleantes soportaba pacientemente las bromas de sus compañeros, que le llamaban » asno » por su lentitud. Cuando alguien le reñía por su timidez, él respondía: «Por eso cometo pocos errores». Se consideraba superior a los ricos porque trabajaba duro mientras ellos se limitaban a disfrutar.

Tras desarrollar una inflamación de las encías, los médicos aconsejaron a Cleantes que no comiera durante dos días. Cuando su estado mejoró, los médicos le permitieron volver a comer con normalidad. Sin embargo, Cleantes optó por seguir ayunando y murió tristemente unos días después, hacia el 230 a.C.

Obras

Diógenes Laercio atribuyó a Cleantes la autoría de unas 50 obras, entre ellas: Sobre el tiempo; Sobre la filosofía natural de Zenón; Sobre los dioses; Sobre los gigantes; Sobre el poeta; Sobre la excelencia; El estadista; Himno a Zeus.

Ninguna de estas obras ha llegado hasta nosotros en su totalidad, lo que dificulta una comprensión clara de las innovaciones filosóficas de Cleantes. Sin embargo, es probable que sus intereses se centraran en la filosofía natural y la teología.

Una de sus obras notables es el Himno a Zeus, una composición poética que expresaba su reverencia por el orden divino del universo. En este himno, Cleantes alababa a Zeus como deidad suprema, destacando la importancia de vivir de acuerdo con la naturaleza y de aceptar el propio destino. El Himno a Zeus servía a los estoicos de recordatorio para cultivar la virtud y mantener un sentimiento de gratitud hacia el cosmos.

Referencias

DIÓGENES LAÉRTIOS. Vidas e doutrinas dos filósofos ilustres. 2. ed. Tradução de Mário G. Kury. Brasília: Editora UnB, 2008.

LONG. A. A. Hellenistic Philosophy: Stoics, Epicureans, Sceptics, 2 ed. Berkeley: University of California Press, 1986.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − cuatro =