Zenón de Elea

Biografía de Zenón de Elea

Zenón fue un filósofo presocrático nacido en Elea a finales del siglo VI a.C., más exactamente hacia el 490-485. Trató de demostrar, como Parménides, la imposibilidad del movimiento y la multiplicidad. Se opuso a los que intentaron refutar las tesis de Parménides, mostrando que sus refutaciones eran contradictorias.

La tesis filosófica que niega el movimiento se ha conocido tradicionalmente como Escuela Eleática, o Eleaticismo, compuesta por los filósofos Parménides, Zenón, Jenófanes y Meliso de Samos.

Zenón tuvo una vida política bastante agitada, siendo incluso encarcelado por un tirano. Fue torturado para que entregara a sus compañeros políticos, pero se negó y fue asesinado por el tirano.

De su obra, escrita en su juventud, sólo quedan algunos fragmentos.

Zenón tenía una forma peculiar de argumentar, aparentemente estaba de acuerdo con las tesis de sus oponentes y luego mostraba que éstas llevaban a diversas contradicciones y absurdos, este tipo de argumentación se conoce como reducción al absurdo.

Por su habilidad para construir argumentos y deducciones, Aristóteles llamó a Zenón el padre de la dialéctica.

Para entender las ideas principales de Zenón, veremos ahora sus famosas paradojas y tesis.

Las paradojas de Zenón de Elea

Para demostrar la imposibilidad del movimiento, Zenón elaboró algunas paradojas, es decir, argumentos aparentemente verdaderos, pero que conducen a conclusiones contradictorias y absurdas. Veamos ahora las principales paradojas de Zenón.

Paradoja de la dicotomía

Para demostrar la imposibilidad del movimiento, Zenón propone el siguiente razonamiento:

Para ir de un lugar a otro hay que recorrer la mitad del camino. Pero para llegar al punto medio, debemos recorrer la mitad del punto medio, y así hasta el infinito. Pero como es imposible atravesar el infinito, Zenón concluye que no existe el movimiento, y que es una mera ilusión de nuestros sentidos.

Aquiles y la tortuga

Otra famosa paradoja de Zenón es la de Aquiles y la tortuga.

En la tradición griega, Aquiles es conocido como «el pie veloz», en contraposición a la tortuga, un animal conocido por ser muy lento. Zenón argumenta que, por muy rápido que sea Aquiles, nunca alcanzará a la tortuga.

Zenón imagina la siguiente situación: Aquiles y la tortuga van a competir en una carrera. Como es más rápido, Aquiles permite que la tortuga obtenga cierta ventaja al dejar que le adelante unos metros. Zenón afirma que Aquiles nunca alcanzará a la tortuga, pues cuando haya recorrido una determinada distancia en un tiempo determinado, la tortuga estará recorriendo otra distancia, y así indefinidamente. El espacio que separa a Aquiles del animal lento es infinito.

Por mucho que observemos con nuestros propios ojos que Aquiles supera a la tortuga, no debemos confiar en nuestros sentidos, pues nos hacen creer en ilusiones.

La paradoja de la flecha

Zenón, para demostrar una vez más la irrealidad del movimiento, propone la paradoja de la flecha.

Cuando vemos que se lanza una flecha para dar en un objetivo determinado, percibimos que se está moviendo. Pero para Zenon, esto es una ilusión. De hecho, la flecha ocupa un espacio determinado en cada uno de los momentos que recorre. En cada uno de estos momentos, la flecha está en reposo.

Zenón de Elea contra la multiplicidad de las cosas

Para Zenón, al igual que no hay movimiento, tampoco hay multiplicidad. Si hubiera multiplicidad, tendríamos que decir que hay muchas unidades, ya que la multiplicidad es precisamente la multiplicidad de unidades. Pero estas unidades son, para Zenon, impensables, ya que conducen a consecuencias absurdas.

Si existen muchas cosas, debemos afirmar que existen de forma limitada en número, es decir, en unidades. Pero si existen muchas cosas, entonces son numéricamente ilimitadas. Esto es una contradicción.

Referencias

BORNHEIM. Los filósofos presocráticos. São Paulo, 1989.
KIRK, G.S. Los filósofos presocráticos. Lisboa, 1983.
REALE, Giovanni. Historia de la filosofía pagana. São Paulo, 2007.

NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 16 =