Problema de los universales

El problema de los universales (o querella de los universales) es un problema filosófico que aborda la cuestión de la existencia y naturaleza de los universales, es decir, de los conceptos o ideas universales.

El problema de los universales existe desde la Antigüedad, con los filósofos griegos, pero fue en la Edad Media cuando adquirió mayor relevancia.

¿Qué son los universales?

En términos generales, el universal se define como «aquello que se predica de muchos». Por ejemplo, el universal «hombre» puede aplicarse a múltiples individuos, como Juan, Pedro y José.

¿Cómo surgió el problema?

El problema se divide en dos preguntas:

  • ¿Existen los universales en las cosas, en un mundo trascendente o sólo en nuestra mente?
  • ¿Los universales (conceptos e ideas) representan la realidad de forma fiable?

Históricamente, se atribuye a Porfirio (234 – 305) la introducción de este problema en la Edad Media[1].

Realismo

El realismo, en general, sostiene que los universales existen fuera de la mente humana, ya sea en las cosas mismas o en un mundo inteligible.

Aristóteles creía que los universales eran generados por el proceso abstractivo del intelecto, pero tenían fundamento en las cosas (in re).

Realismo platónico

El realismo platónico, también llamado realismo exagerado, sostiene que los universales son entidades reales, independientes de las cosas, que subsisten en un mundo aparte. En Platón, los universales se conocen como «Forma» o «Idea» (εἶδος, eidos).

En la Edad Media, los representantes del realismo exagerado son:

Realismo moderado

El realismo moderado, defendido en la Edad Media por Tomás de Aquino, sostiene que los universales existen:

  • Antes de las cosas (ante rem) como Ideas en la mente de Dios;
  • En las cosas (in re);
  • Derivado de las cosas (post rem), la mente humana, como conceptos;

Nominalismo

El nominalismo sostiene que los universales no son más que nombres o palabras vacías (flatus vocis), sin conexión con las cosas. No hay correspondencia entre nuestros conceptos y las cosas del mundo. En la Edad Media, los representantes de son:

Conceptualismo

El conceptualismo, teoría elaborada por Pedro Abelardo, surge como alternativa entre el realismo exagerado y el nominalismo.

Esta postura sostiene que los universales existen en la mente humana en forma de conceptos. Estos conceptos se forman a partir de la observación de ciertas características compartidas por los individuos de un grupo.

Realismo exagerado (platónico)Los universales son entidades reales y objetivas que existen independientemente de la mente.
Realismo moderado (Tomás de Aquino)Los universales existen en la mente de Dios, en las cosas y en la mente humana.
NominalismoLos universales no existen, sólo son nombres o palabras que utilizamos para agrupar cosas similares.
ConceptualismoLos universales existen en la mente como conceptos derivados de la abstracción de características similares de individuos de una especie determinada.

Referencias

REALE, G., & ANTISERI, D. (2005). História da Filosofia: Patrística e Escolástica (Vol. 2). São Paulo: Paulus.

SOUZA, L. R. (2015). O problema dos universais medievos: o nominalismo de Ockham e a passagem da ontologia à lógica (Dissertação de mestrado). Universidade Federal da Paraíba, João Pessoa, PB.

Notas

  1. En Isagoge, obra en la que comenta las Categorías de Aristóteles, Porfirio dice: «Respecto a los géneros y especies, sobre la cuestión de si son realidades subsistentes en sí mismas o si consisten sólo en meros conceptos mentales, o, admitiendo que sean realidades subsistentes, si son corpóreas o incorpóreas, y en este último caso si están separadas o existen en las cosas sensibles.»

NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 6 =