fbpx

Pierre Gassendi

Pierre Gassendi (1592-1655), contemporáneo de Descartes y Hobbes, fue un filósofo, sacerdote, científico y astrónomo francés cuya influencia en el curso de la especulación filosófica y científica fue importante y profunda. Llevó la vida tranquila de un sacerdote estudioso y fue respetado como matemático y filósofo.

Tanto Locke como Newton reconocieron una deuda con Gassendi, cuyo principal objetivo era denunciar la filosofía puramente deductiva (axiomática) y dualista de Descartes y sustituirla por una ciencia observacional (inductiva) basada en el monismo físico.

Pierre Gassendi contra Descartes

Pierre Gassendi formuló varias críticas al dualismo mente-cuerpo propuesto por Descartes, siendo la más contundente la observación de que la mente, si no fuera extensa (inmaterial), no podría tener conocimiento de las cosas extensas (materiales). Sólo las cosas físicas, dijo, pueden influir y ser influidas por las cosas físicas.

Tampoco podía entender por qué Descartes dedicaba tanto tiempo a demostrar que existía cuando era evidente que todo lo que se mueve existe. Descartes podría haber dicho: «Me muevo, luego existo». Según Gassendi, tal conclusión habría sido una gran mejora del «pienso, luego existo«.

Continuando con su ataque a Descartes, Gassendi se preguntaba por qué los animales «inferiores» podían moverse muy bien sin la ayuda de una mente y, sin embargo, los humanos necesitaban una. ¿Por qué no atribuir las operaciones atribuidas a la mente a las funciones del cerebro (que es físico)? En otras palabras, no veía ninguna razón para postular una mente no extendida (inmaterial) para explicar cualquier actividad humana.

El materialismo

Gassendi llegó a la conclusión de que el ser humano no es más que materia y, por tanto, puede ser estudiado y comprendido como cualquier otra cosa del universo.

Propuso un monismo físico no muy diferente al sugerido por los primeros atomistas griegos, como Demócrito y más tarde los epicúreos. De hecho, era especialmente aficionado a Epicuro y a los filósofos epicúreos posteriores, y fue el responsable de reavivar el interés por ellos. Por ejemplo, aceptó el principio epicúreo del hedonismo como la única guía razonable de la conducta humana.

Reintrodujo en Europa la doctrina epicúrea de que el bien moral supremo debía buscarse en la «tranquilidad del alma», una noción que probablemente sea progenitora de la «paz» de Hobbes.

Por estas razones, se suele considerar a Gassendi como el fundador del materialismo moderno, pero ese honor podría corresponder fácilmente a Hobbes, contemporáneo de Pierre Gassendi.

Consideraba que las actividades mentales eran totalmente explicables en términos de modificaciones físicas del cerebro e ideó una compleja teoría de los «rasgos» para explicar el comportamiento inteligente de hombres y animales.

NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =