Hipias de Élide

Biografía

Hipias, hijo de Diopites, fue un filósofo-sofista nacido en la ciudad de Élide hacia el siglo V a.C., contemporáneo de Protágoras y Sócrates, y el más joven de los sofistas. La mayor parte de lo que se conoce sobre la vida y el pensamiento de Hipias se debe a Platón, que en sus Diálogos lo sitúa como interlocutor de Sócrates.

No se sabe con certeza cómo murió, pero Tertuliano en la Apología, informa que habría ocurrido después de que organizara una conspiración contra el Estado de Élide.

Se consideraba una autoridad en varias áreas de conocimiento: astronomía, historia, gramática, poesía, política, música y matemáticas, un verdadero conocimiento enciclopédico. Viajó por varias ciudades de Grecia enseñando y dando conferencias.

En matemáticas, Hipias descubrió la curva conocida como cuadratriz. Habría sido el primer filósofo en desarrollar la idea de una ley natural, universal y de la que participan todos los hombres.

Obras

No se ha conservado ninguno de sus escritos, pero hay relatos antiguos que se dice que escribió:

  • Diálogo troyano;
  • Una elegía: para un niño de Messana que se ahogó;
  • Y una lista de los ganadores de las Olimpiadas;

Hipias y mnemotecnias

Entre sus diversos conocimientos, Hipias también era conocido por haber enseñado el arte de la memoria (mnemotecnia). Sin embargo, no disponemos de informes sobre los métodos y técnicas que desarrolló para este arte.

Leyes de la naturaleza y leyes positivas

El interés del sofista Hipias de Élide se centraba principalmente en las matemáticas y las ciencias de la naturaleza, ya que creía que el conocimiento de la naturaleza era el camino para la buena conducta en la vida.

Hipias dijo que era mejor seguir las leyes de la naturaleza que las leyes humanas.

Cuestionó rigurosamente la exigencia de cumplir las leyes. En Memorables, una obra de Jenofonte, leemos el siguiente discurso de Hipias:

¿Cómo podemos tomarnos las leyes en serio, cómo podemos creer que es necesario cumplirlas, si los propios legisladores las incumplen y las cambian?

La naturaleza se encarga de unir a los hombres, mientras que el derecho positivo los divide. Por lo tanto, devaluó las leyes que de alguna manera contradecían a la naturaleza.

La ley de la naturaleza es universal

En el Protágoras de Platón, hay una cita que ilustra bien el pensamiento de Hipias sobre la ley, decía:

Lo semejante es por naturaleza afín a lo semejante, pero la ley, tirana de los hombres, es a menudo contraria a la naturaleza.

Con esto, tenemos una división del derecho en dos partes: el derecho natural y el derecho positivo, impuesto por el hombre. La ley natural es eternamente válida y universal, la ley hecha por el hombre no lo es.

En consecuencia, esta idea de Hypias niega que las leyes humanas sean sagradas, no son más que leyes puramente arbitrarias.

El ideal cosmopolita

De esto, Hipias extrae algunas ideas interesantes. Por ejemplo, al afirmar que, basándose en la ley de la naturaleza, no se podían crear leyes que dividieran a los ciudadanos de una ciudad de los de otra. Se sabe que en la antigua Grecia existían ciertos prejuicios contra los individuos de otros pueblos.

Hipias de Élide inicia, por así decirlo, el ideal cosmopolita e igualitario, algo nuevo para los griegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + veinte =